AL QUE SE LE DA MUCHO, SE LE EXIGIRÁ MUCHO


Los cielos son los cielos del Señor; a los mortales nos ha dado la tierra. (Salmo 115:16)

Pero el que se hace acreedor a recibir azotes sin conocer la voluntad de su señor, será azotado poco. Porque al que se le da mucho, también se le exigirá mucho; y al que se le confía mucho, se le pedirá más todavía. (Lucas 12:48)

Comprendemos Señor, tu voluntad para con tus hijas e hijos, entendemos las dificultades que conlleva ser verdaderos discípulos y dar testimonio de la abundancia de gracia con que nos colmas.  Haznos dóciles para aceptar tu voluntad, para acoger tus designios, para vivir conforme a tu ley y no permitir que el mundo nos aparte de ti.

Ponemos en tus manos nuestra frágil condición y te suplicamos nos des la fortaleza para servirte en el hermano, aun cuando éste nos vea con recelo o no tenga gratitud para contigo y lo que haces a través nuestro.  Bendice a aquellos con quienes nos crucemos de camino de modo que, siendo tu imagen y semejanza reflejemos tu amor para con toda criatura y sobreabunde el gozo en quienes tienen contacto con nosotros.

Queremos ser más como Jesucristo, Aquél que se hizo humano para hacernos entender en que consiste la humanidad, pero en su divinidad nos mostró también la cercanía de un Dios misericordioso para con su pueblo, en su nombre oramos. Amén.

Rev. Nelson Celis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s