SOMOS HIJOS E HIJAS DE LA LUZ: ¡TUS HIJOS E HIJAS, SEÑOR!


Vengan, caminemos a la luz del Señor. (Isaías 2:5)

Todos ustedes son hijos de la luz e hijos del día. No somos de la noche ni de la oscuridad. (1 Tesalonicenses 5:5)

Señor, Dios que iluminas nuestra vida y nos haces luz para disipar las tinieblas del mundo, mantén en nosotros la fuerza que nos imprimes por tu Espíritu, para que no olvidemos nuestra filiación y compromiso misionero, nuestra original naturaleza y la compasión con la que debemos ver la creación sufriente.  El mundo es el escenario en el que debemos actuar, pero como hijas e hijos tuyos, no podemos pasar sin dejar huella, sin transformarlo todo, sin dar cuenta del amor y la gracia con que nos colmas.  Nuestro testimonio es vivir conforme a tu voluntad, anunciar buenas nuevas de salvación, animar la esperanza en los corazones desolados: queremos ser fieles a este modo de ser en el mundo, de coexistir con todas las criaturas, de ser parte de un perfecto cosmos que has creado, Señor, y que nos invitas a descubrir, a nombrar, a preservar y contemplar.

Sea tu paz en nosotros tus hijas e hijos, servidores del Reino, hermanos y discípulos de tu Hijo Jesucristo, herederos gracias a Él y junto con Él de los bienes celestiales que nos tienes dispuestos y, en completa coherencia, vivamos como seres de luz que se irradia y comparte, que se potencia y vence, gracias a ti, el mal del mundo.  Puestos en tus manos, y movidos por tu fuerza, en tu santo nombre oramos.  Amén.

***

Rev. Nelson Celis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s