DE TI RECIBIMOS MÁS DE LO QUE MERECEMOS, SEÑOR


Multiplicaré en ustedes el número de hombres y del ganado, y éstos serán multiplicados y crecerán. Haré que vuelvan a vivir como en el pasado, y los trataré mejor que antes. Así sabrán que yo soy el Señor. (Ezequiel 36:11)

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? (Romanos 8:32)

Bondadoso Padre, por tu maternal amor hemos recibido más de lo que somos capaces de reconocer y gozar, y en nuestra necedad hemos despreciado las innumerables muestras de tu amor.  La humanidad que se ha apartado de ti, Señor, aún no comprende el alcance de su distanciamiento y el mal que ha provocado por no guardar tus preceptos.  Mas en tu gran misericordia no cesas de hacernos presentes tus bendiciones y nos sigues colmando de tu gracia para vivir a plenitud.  Lejos de ti, Señor, el daño que causamos es inmedible, la corrupción que provocamos es devastadora: no permitas, buen Dios, que la humanidad se siga distanciando de ti, pues fuera de ti no tenemos salvación; ayúdanos a ser sensatos para obrar siempre el bien y, haciendo uso de los valiosos dones que nos otorgas te sirvamos con fidelidad, dando testimonio al mundo del camino mejor a seguir, de la esperanza que nos mueve, del amor que inmerecidamente recibimos de ti, del Evangelio de vida de tu Hijo Jesucristo, a quien buscamos seguir e imitar y por medio de quien nos dirigimos a ti, Padre, Madre de bondad.  Amén.

***

Rev. Nelson Celis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s